El bálsamo labial: mucho más que hidratación

Domingo, 4 marzo, 2012

Puedo salir de casa sin maquillar, sin bolso e incluso sin móvil. Pero soy incapaz de salir de casa sin un buen bálsamo labial: llevarlo encima me hace sentir más preparada para las agresiones externas (y no me refiero sólo al frío o al sol).

El bálsamo labial se ha ganado mi fidelidad: Hay pocos cosméticos más sencillos de aplicar y de efecto más inmediato: unos labios jugosos e hidratados aportan vida al rostro, alivio, confort, e incluso su suave aroma resulta desestresante. Qué más se puede pedir? Ah, sí! Encima son baratos.

Unos labios así de jugosos no son casualidad...

Pero no todos los bálsamos labiales son iguales. Muchos, después de diez minutos tras la aplicación, ni se notan. Otros dejan grumos o blanquean el labio. Otros desdibujan el contorno de labios. Otros pican que se me saltan las lágrimas (normalmente los de volumen)…

Aquí va una selección de los mejores bálsamos labiales que he probado y recomiendo:

- Carmex: este es mi número 1. Imbatible, por algo se venden más de 130 unidades de este tarrito amarillo cada minuto en todo el mundo.

El auténtico Carmex en su tarrito amarillo

Contiene emolientes como la Manteca de Cacao y la Lanolina que hidratan y previenen la sequedad de los labios. Realiza una ligera exfoliación con Ácido Salicílico que ayuda a mejorar las grietas. Pero lo mejor son el Alcanfor y el Mentol que dan al momento un efecto refrescante. Es mágica la sensación de alivio que aporta, y además reactiva la circulación: los labios se ven tan bien como se sientan. Y todo por menos de 5 €…

El único inconveniente es que con el uso el tarrito se va ensuciando por dentro, no es muy higiénico. Tampoco recomiendo su versión con aroma a cereza, no es ni la mitad de refrescante y el olor dulzón empalaga.

- Hudsalva: muy poco conocido en España, es un gran descubrimiento. Fue creado en los años 50 por un laboratorio sueco para el uso de su ejército militar. Su nombre significa “ungüento de la piel” y sus usos originales son múltiples: servía de crema protectora hidratante para zonas secas expuestas al frío como labios y manos, también evitaba las rozaduras de las botas de los soldados y calentándolo con los dedos servía de aceite para  desatascar mecanismos como armas o bicicletas. Pero lo mejor… en caso de quedarse aislados sin acceso a comida, este producto se podía comer y evitar la hambruna de los soldados. Por ello todos sus ingredientes son naturales: básicamente aceites vegetales, cera de abejas y aroma a vainilla (sabe realmente bien).

Crema multiusos Hudsalva

La historia del producto es atractiva, pero no lo recomendaría si no fuera por la intensa sensación de nutrición profunda que permanece horas en los labios. Realmente estos suecos saben cuidar la piel contra el frío y el aroma… es una auténtica delicia. Su pega: es difícil encontrarlo en España. Se puede adquirir on-line aquí.

- Letibalm: Me gusta por varios motivos. El primero es que se trata de un producto patrio, porque aquí también sabemos hacer cosméticos! El segundo y fundamental es su poder reparador, si ya tienes los labios castigados, esta es tu mejor opción. También es ideal para la piel de la nariz cuando te resfrías. Y el tercer motivo… es que su versión para niños con sabor a naranja le encanta a mi hijo!

Leti protectores labiales

Es el bálsamo labial más vendido de las farmacias españolas donde podéis encontrarlo por menos de 6 €. Existe en varios formatos: en tarro, en stick, en tubo… Hace poco han sacado la versión en roll-on, pero francamente a mi no me apetece el contacto frío de la bola metálica en los labios. Me quedo con el tarro.

Para finalizar, quiero hablaros de un bálsamo que no he probado, pero no puedo evitar compartir… Es Shell Lip Balm, un bálsamo labial australiano 100% orgánico formulado con aceites vegetales: de coco, macadamia, mango, jojoba y frutos rojos. Su singularidad es que la fórmula viene dentro de una concha marina auténtica restaurada que también incluye un espejito. No me digáis que no os apetece una concha en vuestro bolso? Puedes comprarlo aquí.

Shell Lip Balm

Sólo con mirarlo me siento en la playa…

Etiquetas: ,

Comentarios

  1. Arlettea
    Miércoles, 9 mayo, 2012 a las 11:41

    Je suis accro aux baumes pour les lèvres!
    No puedo pasar sin ellos y actualmente me los preparo yo misma con cera de soja, aceites vegetales y esenciales… En cuanto a marcas, pues de las que comentas he probado Letibalm y no me desagrada. Eso sí, el de La Mer es fabuloso, aunque caro y los de Khiels también tienen unos sabores riquísimos.
    Yo ahora estoy probando uno de Green People, ¡a ver qué tal!
    Un saludo!

    http://www.aromaslunallena.blogspot.com

    • BELLE-A-PORTER
      Miércoles, 9 mayo, 2012 a las 17:16

      Hola Arlette
      He oído hablar muy bien del labial de Kiehls, es el próximo en mi lista. He visitado tu blog y está lleno de buenas ideas, la cosmética fresca resulta muy atractiva pero suelo ser prudente con ella para minimizar los riesgos de alergia. Sabes dónde puedo comprar los ingredientes de tus recetas cosméticas en Barcelona? Un abrazo y suerte con tu blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*