Mis exfoliantes caseros

Lunes, 4 junio, 2012

Cuando me fui a vivir con mi marido, mi madre me regaló un mortero con la esperanza de animarme a cocinar. Confieso que no lo he usado casi nunca en la cocina… Pero en el baño me ha resultado muy útil: es ideal para preparar exfoliantes caseros!

Cuando llega el buen tiempo y hay que empezar a lucir palmito, la exfoliación corporal resulta un MUST. En mi último post os sugería algunos productos exfoliantes, pero hoy quiero compartir con vosotras recetas de exfoliantes caseros DIY, es decir Do It Yourself, que vendría a ser la forma fashion de decir Hazlo Tú Misma.

Preparar en casa tu propio exfoliante resulta divertido, además te ahorras dinero y consigues un resultado 100% personalizado y exclusivo!

exfoliante casero

Prepara tu exfoliante y convierte tu casa en un SPA

Estas recetas son muy sencillas y rápidas, y los ingredientes están siempre en la cocina. Personaliza a tu gusto el nivel de exfoliación,  para un scrub 100% natural y muy placentero.

Exfoliante de Azúcar: tan sencillo como eficaz

Sólo tienes que mezclar siete cucharadas soperas colmadas de azúcar con cinco de aceite. Lo mezclas hasta que se haga una pasta uniforme y, voilà! Lo ideal es que sea aceite corporal de almendras o el aceite Johnson & Johnson para bebés, pero cuando no tengo en casa (es decir, casi siempre) utilizo el de cocina. Sí, sí, el aceite Carbonell de toda la vida.

Repártelo por todo tu cuerpo con un masaje muy suave antes de la ducha. Te vas a quedar sorprendida del resultado, y cambiarás tu opinión sobre la aceitera por siempre jamás.

Azúcar refinado y azúcar moreno

Escoge entre azúcar moreno o refinado: el primero rasca más y el segundo es más suave

Esta exfoliación es bastante fuerte por lo que la recomiendo una o dos veces al mes, no más.

Exfoliante de limón: S.O.S. 

Por muy cuidadosa que sea aplicando el autobronceador, a veces todavía me queda alguna manchita más oscura. La solución: el exfoliante de limón.

Mezclas 3 cucharadas de azúcar con 3 de aceite y el zumo de medio limón. A parte de oler genial,   el ácido cítrico añadirá un peeling químico a la exfoliación mecánica del azúcar, por lo que el efecto es más fuerte.

azúcar y limón

Azúcar y limón: dulce y refrescante combinación

Hay gente que lo utiliza para todo el cuerpo, pero yo con mi piel sensible sólo lo aplico de manera localizada: en las manchas de autobronceador, o para zonas muy secas del cuerpo como los codos, las rodillas y los pies.

Si queréis sofisticar un poco los exfoliantes de azúcar, podéis añadir unas 10 gotas de aceites esenciales. Yo utilizo los de Arko, mi preferido es el de té verde, porque huele profundamente a frescor y me deja la piel con una sensación de pureza muy vitalizante.

Exfoliante de Coco: suave y tropical

Mezcla en el mortero tu leche corporal habitual con coco rallado, el mismo que se utiliza para hacer pasteles y que encuentras en cualquier super.

Coco rallado y leche

Éxotico y suave: el exfoliante de coco con leche corporal

Me encanta porque es muy suave y huele genial. Yo le meto la mitad de cucharadas de coco rallado que de leche corporal y consigo una exfoliación muy suave que no enrojece mi piel sensible. Si prefieres una exfoliación más fuerte, escoge bases acuosas como geles after-sun, o añade más cantidad de coco rallado.

Exfoliante de Plátano: muy goloso

¿Los plátanos de tu cocina están demasiado maduros? No problem! Es la excusa perfecta para preparar un exuberante scrub.

Plátano

Plátano: no sólo una fruta tropical

Los plátanos son un ingrediente clásico para nutrir la piel del cuerpo: su deliciosa y cremosa pulpa suaviza e ilumina la piel y machacada es una base perfecta para añadir azúcar y conseguir un aromático y lujurioso exfoliante.

La receta: Machaca 1 plátano en el mortero (o un plato profudo) y mezcla 3-4 cucharadas soperas de azúcar con la pasta resultante. Ojo no tritures la mezcla, sólo remueve, de otro modo la base te quedará demasiado acuosa.

Aplícalo en la piel del cuerpo antes de la ducha y aclara con agua caliente. Este exfoliante también es muy suave y aunque es más pringoso que los otros dos, a mi me resulta muy sensual y goloso.

En todas las recetas podéis sustituir el azúcar por sales marina o sales de Epsom (de venta en farmacias), aunque mi preferido es el azúcar refinado porque rasca menos y es más placentero.

Sal, Azúcar, Sales de Epson... cualquier partícula vale.

Sal, Azúcar, Sales de Epsom... cualquier partícula vale.

Estos son los que utilizo yo, pero en la red hay miles de exfoliantes caseros. Aquí tenéis una web donde encontrar más recetas caseras.

Etiquetas: , ,

Comentarios

  1. Rosa Cores
    Miércoles, 6 junio, 2012 a las 21:06

    Impresionante Silvia…
    Me encanta esta sección el do it yourself es genial!.
    Probaré sin duda alguna de las opciones que nombras y además se lo diré a mis amigas.
    Ahora vienen muy bien estos trucos caseros y asequibles a todos los bolsillos.
    Las mujeres siempre queremos estar bellas y jovenes y cuesta mucho la puesta a punto para el verano. Así que ya no hay excusas. Son faciles y económicas.

    Mil gracias.

  2. Gabriel adrim
    Miércoles, 5 marzo, 2014 a las 15:28

    Estos tips son impresionante pienso me ayudarán bastante,a aclarar mi tono de piel y a quitar ciertas manchas que habitan en mi cuerpo las cuales para mi no son nada agradables.grasias

  3. Monika Sanchez
    Lunes, 10 marzo, 2014 a las 22:20

    Que bien que compartas tus recetas caseras jeje, soy muy partidaria de la cosmética natural, como tu estudié marketing así que también intento ver más allá de la publi a la hora de fijarme en un producto! : )

    Un besito y encantada de pasar por tu blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*