¿Sabes cuando caducan tus cremas?

Lunes, 19 noviembre, 2012

Con la comida lo tenemos claro: cada alimento presenta una fecha de caducidad que nos indica el fin de su vida útil. Pero… ¿Y los cosméticos? ¿Eres consciente que con el tiempo, las formulaciones pierden eficacia, la composición se degrada y las texturas se estropean?

Todos los cosméticos caducan.

Seguro que en alguna ocasión te has encontrado con alguna textura que ha perdido su uniformidad: la parte cremosa se ha separado del líquido. En este caso, deja de usar el producto, está estropeado. Otros indicios que el producto está caducado son el cambio de olor o de color de la fórmula.

Debes estar atenta al estado de tus cosméticos, y revisar su estado antes de utilizarlos. Pero no te fíes de tus sentidos… No siempre la caducidad de los cosméticos es tan evidente.

Todos los cosméticos pierden su eficacia, ¿sabes cuando?

Para estar segura, fíjate en la información del envase. Esta es la legislación europea:

- Los cosméticos cuya vida sea inferior a 30 meses sí deben indicar impresa la fecha de caducidad en el envase con la leyenda “Consumir preferentemente antes de: fecha”.

-  Los cosméticos que han demostrado mantener sus propiedades como mínimo 30 meses no están obligados a llevar impresa esta leyenda. En su lugar, la legislación obliga al fabricante a comunicar un PAO (siglas de Period After Opening).

El PAO es el período de tiempo en que un cosmético mantiene sus propiedades desde su apertura o primera aplicación. Es decir, si una crema tiene un PAO de 6M, quiere decir que, desde que la abras, la crema mantendrá sus propiedades los siguientes 6 meses, no más.

Este es el símbolo del PAO, seguro que te suena, es un tarro abierto con los meses dentro:

Este PAO indica una caducidad de 12 meses tras la apertura.

¿Por qué no revisas tu tocador? Puede que te sorprenda todos los cosméticos que hayan excedido su fecha de caducidad y PAO… ¿Te comerías un alimento que hace meses que está caducado?

Mira la parte positiva, puede ser la excusa perfecta para renovar tus tratamientos de belleza.

Etiquetas: , PAO

Comentarios

  1. Marc
    Lunes, 19 noviembre, 2012 a las 9:54

    Este último post me ha gustado mucho. Es una curiosidad que no conocía y muy útil. ¡Gracias Sílvia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*