Escoger bañador según tu figura

Lunes, 30 julio, 2012

La moda de baño ofrece infinitas posibilidades: bañadores a rayas, trikinis flúor o dos piezas de inspiración retro… Quédate con la tendencia que más te guste pero no olvides las claves para elegir el que mejor te sienta.

Si quieres parecer algo más delgada, busca tonos burdeos, granate, verde esmeralda, negro o azul oscuro. Evita tejidos que hagan “bolsas”, mejor escoge un bañador de lycra ceñido pero que no te apriete.

Si quieres disimular curvas, elige un bañador que perfile tu silueta. Deja los bikinis y los trikinis de lado, lo ideal es el bañador clásico. Si te apetece estar al día, los de forma asimétrica también reducen ópticamente tus líneas. El ciruela, navy o gris oscuro, junto con los colores oscuros, serán tus aliados.

Este bañador asimétrico negro de enfasis estiliza la figura

Si quieres parecer más alta, estira tu silueta con braguitas de talle alto que prolongan las piernas y sujetadores en forma de triángulo que potencian el escote. En tu caso el bikini resulta mejor opción que el bañador.

Si quieres disimular pecho, un sujetador con tirante al cuello (tipo halter) y con una copa ajustada que sujete bien los laterales del pecho refinarán tu figura. Por muy bonito y elegante que sea, prescinde del bandeau.

Si quieres añadir pecho, son para ti las partes superiores fruncidas, con lazos, rayas horizontales y las  copas con relleno. El estampado de flores y los de forma de cortinilla te sumarán pecho.

Paula potencia su escote con este bikini de rayas verticales de Calzedonia

Si tienes los hombros muy anchos, quédate con un bikini de tirantes anchos y rectos y bien cerca del borde del hombro. Hay que evitar las espaldas tipo bañador de natación. Quedarás elegante con escote en forma palabra de honor.

Si quieres disimular cadera, olvídate de las braguitas con lazos laterales que aportan volumen. Mejor unas braguitas bajas y con tiras finas, que tapen lo suficiente (deja atrás esas mini braguitas). Si son de un color oscuro, o con motivos pequeños, mejor que mejor. Aléjate también de las rayas verticales, los shorts, culottes, volantes e inventos varios como el trikini (habría que arrestar a quién lo inventó).

Si quieres disimular tripa: es importante el tejido. Elige un bikini que se ajuste bien en la zona. Olvida las superposiciones, cordones, o pespuntes en la braguita. Cuanto más sencillo sea el corte del bikini, más te favorecerá.

Si tienes forma de triángulo, es decir poco pecho y mucho culo, opta por un sujetador de rayas y braga lisa. Equilibra visiblemente!

Si eres filiforme (es decir, sin curvas), el sujetador con relleno te dará un punto más femenino, y las braguitas tipo short perfilarán la nalga y te verás con más curvas. A ti sí te convienen los volantes y los flecos que están tan de moda, incluso puedes atreverte con el print animal.

Si tienes los muslos estrechos te quedarán bien las braguitas de colores estampados, y con tiras gruesas. El color estampado tropical es el print de la temporada: flores, palmeras, animales exóticos… También puedes atreverte con cinturones y nudos, incluso con culotte.

El estilo retro de braga ancha sólo para cuerpos de modelo

Si estás bronceada puedes atreverte con cualquier tono. Los colores chillones resaltarán el moreno de tu piel.

Si estás muy blanca, decántate por el color menta, los tonos pastel o el estilo navy y huye de los tonos blancos, crema o crudos.

Si no estás morena, huye de los tonos crudos o color carne

Seas como seas y elijas el bañador que quieras, recuerda 2 cosas cuando pises la playa:

1- Coloca el pecho, esconde tripa y marca culo.

2- La playa no es una pasarela y todas, todas, tenemos nuestros defectos. Recuerda que las demás estarán más preocupadas por sus propios culos que por el tuyo! No te compares y dedícate a disfrutar las vacaciones.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*