El primer paso de belleza del cuerpo

Jueves, 31 mayo, 2012

No importa cuántos días queden para tus vacaciones: el calor ya está quí! Llega el verano y, con él, la hora de lucir cuerpo. Después de meses de esconderlo bajo la ropa, la piel del cuerpo se expone y reclama tu atención. Tratamientos remodeladores para perfilar tu silueta, formulas nutritivas para embellecer la piel o auto-bronceadores que consiguen un moreno chic en tiempo récord. Cualquiera que sea tu ritual de belleza corporal, el primer paso siempre debería ser una buena exfoliación.

La manopla exfoliadora estimula la circulación y renueva la piel

La idea es sencilla: eliminar las células muertas y las impurezas que impiden la respiración y regeneración celular. En verano es más importante que nunca, ya que el sol limita la capacidad de la piel de liberarse de células muertas. Por ello hay que ayudar a la piel del cuerpo con una exfoliación semanal, máximo dos, porque tampoco interesa dejar la piel desprotegida ante agresiones externas.

Una ducha con exfoliación te revitalizará

La exfoliación, a veces injustamente olvidada, tiene múltiples beneficios para la piel del cuerpo: proporciona firmeza y suavidad inmediatamente, evita los pelos encarnados en las pieles depiladas y potencia la acción del producto que apliquemos después.

Es especialmente importante antes de usar auto-bronceador, ya que el ingrediente que oscurece la piel, el DHA, se adhiere demasiado a las celulas muertas y si no las retiramos pueden aparecer manchas. Para un moreno uniforme sin borrones hazte con un exfoliante (o scrub) libre de aceites, ya que los residuos grasos forman una barrera impenetrable entre tu dermis y los activos pigmentantes.

Para pieles normales los exfoliantes de sal tienen una textura arenosa que arrastra las impurezas y no dejan residuos. Son exfoliantes bastantes fuertes, así que resérvalos solo para el cuerpo e insiste en las zonas más secas: codos, rodillas y pies.

Os propongo tres opciones de exfoliantes de sal.
El primero: REN Gommage de Sal de Guéranda, extraída en las costas de la Bretaña francesa, rica en minerales y elaborada totalmente con ingredientes naturales. Este bálsamo deja la piel muy suave y cuidado, aunque puede dejar la piel demasiado hidratada si después quieres aplicar un autobronceador. Lo puedes encontrar en JC Apotecari por 32 €.

REN Gommage de Sal de Guéranda

El exfoliante corporal de sandía de Korress, en forma de gel y con aroma a sandía es muy fresquito. Trae sal, bambú molido y granos de jojoba. Este sí que no deja ningún residuo sobre la piel, es ideal para la aplicación posterior de autobronceadores.  Cuesta unos 6-7 € y lo encontrarás en farmacias, parafarmacias y boutiques Korres (aquí os dejo un localizador de tiendas Korres)

Korres Exfoliante Corporal de Sandía

 Este Gommage Tonic de Clarins lleva aceites esenciales de romero, rosa, menta, azúcar y cristales de sal. El aroma es super energizante y el tarro precioso! Cuesta unos 36 € y lo encontrarás en perfumerías selccionadas y El Corte Inglés.

Clarins Gommage Tonic

Si tu piel es sensible, cuidado: no te pases con la exfoliación! Sólo una vez por semana y con un producto en crema, ya que esta base ayuda a disminuir la fricción. También son aconsejables granos menos duros que la sal. La oferta de exfoliantes para pieles sensibles no es tan amplia. Yo estoy usando uno que me gusta bastante, es de Nuxe y se llama Exfoliante Corporal Fundente.

Nuxe Exfoliante Corporal Fundente

Su textura en crema se funde literalmente con la piel, es muy gustoso! Lo aplico en la ducha con la piel húmeda y su perfume me relaja (me recuerda a cacao, nueces dulces, mantequilla y rosas). Lleva partículas de diferentes tamaños, pero ninguna rasca demasiado, por lo que no irrita mi piel senible. Estas partículas son todas de origen vegetal, provienen de naranjas, nueces y lichis. Además viene enriquecida con pétalos de flores de almendo y azahar. Toda una delicia! Lo malo es que te lo tienes que aclarar y todos estos ingredientes sólo los disfutas en la ducha… después no queda rastro. Bueno, sí queda una piel suavísima. Cuesta 19 € y lo encontraréis en farmacias.
Otra opción es la Leche Exfoliante Suave de Biotherm lleva las partículas exfoliantes en una crema cítrica untuosa que se convierte en leche al contacto con el agua. Cuesta 35,60 € y la podéis encontrar en perfumerías y en El Corte Inglés.

Biotherm Leche Exfoliante Suave

Para pieles grasas resultan ideales exfoliantes que incluyan ácido salicílico, un ingrediente liposoluble que se mezcla con la grasa estancada en los folículos provocando la exfoliación interior del poro. La piel queda pulida, los brillos se eliminan y los pelos dejan de encarnarse. Como después te aclaras el producto, no queda el ácido en la piel, ingrediente a usar con precaución en verano. Este de Martiderm regula la estructura de la epidermis y la afina. Cuesta 14,50 € y son 200 ml y lo podéis encontrar en farmacias. Evita este producto si tienes la piel sensible o recién depilada.

martiderm exfoliante corporal

Si todavía no estáis convencidas, os gustan los remedios caseros o buscáis una alternativa económica y eficaz: esperad al truco del próximo lunes!

Etiquetas: , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*