Chocomanía

Martes, 14 febrero, 2012

Indulgente, apasionada y lujuriosa, así se presenta la línea Chocomanía de The Body Shop.

En la tienda, sólo con olerla me sentí transportada a la fábrica de Chocolate de Willy Wonka. El secreto está en su aroma: chocolate negro intenso y nueces. Lo sorprendente es que no resulta dulzona o pesada, sino tremendamente apetitosa!

body shop chocomania

Crema corporal Chocomanía

La dulce gama Chocomanía está compuesta de:
- Manteca Corporal:una crema que hidrata y nutre la piel del cuerpo (14 € los 200 ml)
- Loción Hidratante: una hidratante corporal ligera de fácil absorción (10 € los 150ml)
- Gel de ducha: un cremoso gel para la ducha que hidrata la piel (6 € los 250 ml)
- Jabón: divertidos jabones en forma de corazón para manos o ducha (3 € los 100gr)
- Exfoliante corporal: para usar en la ducha sobre la piel mojada (12 € los 100 ml)
- Manteca labial: crema para nutrir los labios  (5 € los 10 ml)

La línea de productos Chocomanía

Yo he probado la manteca corporal, el exfoliante y el labial. Francamente no me apetecían los jabones, para la higiene corporal prefiero productos más neutros que me garanticen limpieza y frescor.

Las mantecas corporales de The Body Shop son fabulosas, (por algo son el best-seller de la marca!), así que ni me planteé quedarme con la loción hidratante.

Crema Chocomanía

La experiencia de esta untuosa crema corporal es muy sensual y cumple con la promesa de hidratación, gracias a la cera y miel de abeja, la manteca de cacao y karité, y un cocktail de aceites: de nuez de Brasil, sésamo, soja, coco, cáñamo y oliva. Se absorbe bien sin dejar residuo y la piel está jugosa y con un aroma irresistible, que persiste hasta la ducha del día siguiente. El único inconveniente que le veo es que después no puedes aplicarte perfume, porque la mezcla de olores sería fatal.

Tengo que admitir que ya me esperaba que me encantase la manteca corporal. Lo que sí me ha sorprendido es el exfoliante corporal.

Exfoliante Corporal Chocomania

Es oscurísimo y lleno de partículas que “rascan” la piel. Estas partículas son las típicas que realizan una abrasión mediana, nada especial en cuanto al efecto exfoliante. Lo que sí resulta fuera de serie son los aceites que en la ducha resultan deliciosos y persisten después toda la jornada nutriendo la piel.Con el exfoliante corporal la piel no queda tan perfumada, pero igualmente no recomiendo aplicar perfume después.

Lástima la manteca labial, super justita. Su textura resulta “harinosa”, deja grumitos en los labios y los blanquea ligeramente, por lo que no la veo indicada para llevar sin barra. El aroma es delicioso, sí, pero a mi me da hambre, y no trata la delicada piel de los labios como debería: enseguida se esfuma, no penetra y se queda en la superficie.

Así que os recomiendo la crema y la exfoliante, con ellas os convertiréis en un bombón super apetitoso, id con cuidado que no os quieran morder!

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*